La carta de la vergüenza

El Banco Mundial es el principal acreedor de los países subdesarrollados. Lawrence Summers, siendo vicepresidente del Banco Mundial, escribió una carta interna que salió a la luz en los 90. Esta carta define muy bien la política y los intereses de muchos de los organismos internacionales. Leer para creer:

” Industrias contaminantes: Entre nosotros, ¿no debería el Banco Mundial patrocinar más la migración de las industrias contaminantes a los países menos desarrollados? Se me ocurren tres razones:Lawrence Summers

1-Los costes del efecto de la contaminación sobre la salud dependen de la producción perdida por el incremento de mortalidad. Desde este punto de vista una cantidad dada de contaminación que afecta a la salud se debe realizar en el país con menores costes, que será el país con menores salarios. La lógica económica de verter una carga de residuos tóxicos en el país de los menores salarios es impecable y hemos de afrontarlo.

2- (…) He pensado siempre que los países poco poblados de África están MUY POCO contaminados.

3- (…) La preocupación sobre un agente que causa un cambio de uno entre un millón en las posibilidades de cancer de próstata es mayor en un país donde la gente sobrevive al tenerlo que en un país donde la mortalidad de los menores de 5 años es de 200 por mil. (…) Claramente el comercio de bienes con problemas de polución estética puede mejorar el bienestar. Mientras la producción es móbil, el consumo de aire limpio no lo es.”

(Podéis leer la memoria en Wikipedia)

Añadiendo más leña al fuego, en 2005 el mismo Lawrence Summers protagonizó una fuerte polémica por efectuar un discurso sobre la superioridad de los hombres frente a las mujeres en matemáticas y ciencias.

Pues bien, es a este señor tan majo a quien Obama ha designado su principal asesor económico en la Casa Blanca como director del Consejo Económico Nacional. Es un economista que ha sabido solucionar múltiples y graves problemas económicos, pero ¿coincide esto con la imagen que Obama nos intenta transmitir desde el principio de su campaña? Nos dijo Yes we can, pero no nos dijo que para el “can” contaba con personas carentes de cualquier atisbo de humanidad.

2 comentarios

  1. Saludos, Eurídice. Por desgracia, aún hoy muchísimas instituciones internacionales – y gobiernos- están presididos por personas como ésta. ¡Está en nuestras manos apoyar a aquellos que desean cambiarlo!

  2. Que semejante elemento ocupe un puesto tan importante para el resto del mundo, resulta escalofríante. Que además ocupara durante dos años el puesto de vicepresidente del Banco Mundial es aún más terrorífico…pensar que personas de este calado dirijan organismos de tanta influencia mundial.

    La tercera cita particularmente muestra que esta persona es un monstruo. ¿Cómo puede decir eso y quedarse tan pancho? ¿Cómo pueden después aceptarle para seguir ocupando puestos importantes? Que Obama haya seleccionado a esta persona como asesor económico es cuanto menos…sorprendente en relación a la imagen, que efectivamente, pretende transmitir.

    Aún siendo cualquier alternativa mejor que Bush (o su equivalente), ¿es realmente Obama el cambio que nos quieren vender? Algunas cosas nunca cambian…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: