Golpe de Estado en Honduras. Militares y piedras.

El domingo 28 de junio de 2009, un contingente de militares rodearon la residencia del Presidente de la República, Manuel Zelaya, lo detuvieron, lo trasladaron a la Fuerza Aérea Hondureña y lo enviaron a Costa Rica, en un acto similar al que realizaban los militares en el pasado cuando querían deshacerse de los antiguos Jefes de las Fuerzas Armadas. El detonante principal fue la convocatoria a una encuesta de opinión a realizarse ese mismo día, promovida por el Presidente de la República, a través de la cual se le consultaría a la ciudadanía si deseaba que en las elecciones de noviembre se colocara una cuarta urna para votar por la instalación de una Asamblea Nacional Constituyente en el 2010, cuyo fin sería la elaboración de una nueva Constitución de la República.

5 de Julio de 2009.
IMPRESIONANTE Y DOLOROSA JORNADA
chaac

A pesar de los obstáculos militares, la población se congregó en el aeropuerto de Tegucigalpa para recibir al presidente depuesto Zelaya, cuyo regreso al país se preveía para ese día. Una impresionante manifestación a favor de Zelaya salió de la Universidad Pedagógica Nacional, avanzando cerca de 6 kilómetros entre la Universidad y el Aeropuerto. Fuentes ponderadas aseguraban que se trataba de más de 100,000 manifestantes.

Toda la mañana, aunque con la situación tensa, pasó sin grandes complicaciones, era mucho el entusiasmo. Sin embargo, ya en horas de la tarde, se empezaron a lanzar bombas lacrimógenas y disparos del ejército o de la policía contra los/as manifestantes. Éstos respondieron con piedras y palos. El saldo doloroso: un joven muerto: Isis Obed Murillo Mencia, de 19 años de edad, una persona gravemente herida que fue trasladada a un centro hospitalario, otra persona herida de menor gravedad.

Las autoridades militares cerraron los aeropuertos del país, negaron el aterrizaje de la nave que traía al Presidente y por ultimo colocaron camiones y camionetas militares en puntos clave de las pistas para evitar su aterrizaje.

Mientras se daban los sucesos del aeropuerto, el gobierno de facto impuso una cadena de radio y televisión, para repetir una conferencia de prensa que habían ofrecido al mediodía, que se contradecía continuamente y aseguraba que todo estaba bajo control, y que fue después “enriquecida” con las declaraciones del Cardenal Rodríguez y de un pastor protestante. Ambos con sendos discursos intentando justificar el golpe como designo divino, auto nombrándose profetas que habían predicho esta situación y solo faltó que santificaran a Micheletti y declararan Satanás a Mel Zelaya.

La mayoría de Hondureños/as se pregunta ¿Por qué los Estados Unidos aun no se pronuncian con claridad sobre el golpe de estado? ¿Lo apoyan? ¿No lo apoyan? ¿Qué esperan?

Fuentes: http://porhonduraslibre.blogspot.com/
Coalición Hondureña de Acción ciudadana http://www.chaac.org

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: