Las nuevas leyes de occidente contra la inmigración

En la facultad hay varias personas inmigrantes. El otro día hablaba con uno de ellos, un congoleño como Kiadi. Me gusta pensar sobre el lado problemático de la inmigración porque es consecuencia directa del reparto desigual en un mundo funestamente globalizado. La inmigración sería positiva si se realizase por deseo y no porque a algunas personas no les queda más remedio que abandonar su hogar persiguiendo el sueño de un mundo mejor.

La problemática de la inmigración tiene dos caras. Para los más desinformados, el “nos quitan el trabajo” y la criminalidad. De nuevo, el hombre blanco buscando chivos expiatorios para todos los problemas de nuestra sociedad. Pero el problema en realidad es para los inmigrantes, y las terribles condiciones que se ven obligados a soportar. Pero parece que todo es poco para algunos de los gobiernos europeos. Desde el inicio de 2009 dos noticias nos confirman la tendencia derechista e insolidaria cada vez más fuerte en el mundo occidental.

En Italia se ha aprobado una ley promovida por el gobierno de centroderecha de Silvio Berlusconi, que prevé el delito de “inmigración ilegal” y permite la formación de grupos civiles que harán rondas de vigilancia e informarán a la policía sobre situaciones de malestar social y de peligro. Esta nueva ley castiga la inmigración ilegal con una multa entre 5.000 y 10.000 euros y con la expulsión inmediata. Además, los extranjeros deberán exhibir el permiso de residencia en Italia para poder inscribir un hijo en el registro civil, siendo causante así de los llamados “niños invisibles” para los hijos de inmigrantes sin permiso de residencia. Además, se preve hasta tres años de prisión para quien alquile una casa o una habitación a inmigrantes sin permiso de residencia.

En España aún hay algunas personas que ofrecen cama y comida a los inmigrantes que llegan sin poder defenderse, sin tener un hogar. Que les ayudan a encontrar un lugar donde empadronarse para acceder a la sanidad y a la educación. Bien, con la reforma de la Ley de Extrangería esto puede suponer una multa de hasta 10.000 euros. “La reforma es impensable en un Estado que se dice democrático y de Derecho”, explica Santiago, profesor de instituto en Córdoba y ex presidente de la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía. “De Derecho tiene poco un sistema que penaliza la solidaridad, y qué democracia es ésa que no deja que personas responsables ejerzan su libertad y les prohíbe socorrer a los más necesitados”. Félix Pantoja, fiscal del Tribunal Supremo, asevera: “Es un grave problema ético y social que España adopte una posición tan contraria a los Derechos Humanos, en la línea de la corriente de cierre de fronteras en Europa”.

Fuentes: ANSA, EL PAÍS

Si te interesa este tema, te recomendamos que eches un vistazo al Blog del Migrante

NAG01D

4 comentarios

  1. Sí, realmente, es algo tan aberrante que ya están habiendo manifestaciones. ¡Hoy mismo colocaré un post sobre ello, para mantenernos informados!

  2. Esta ley es totalmente inhumana. Deberían ser juzgados los responsables de la misma por crímenes contra la humanidad. ¿Qué será lo siguiente, establecer una red de vigilancia y colaboradores con las fuerzas del Reic…de la policía? ¿Cómo puede penalizarse el gesto humano de ayudar a otra persona que está en apuros? La historia se repite una y otra vez, parece que no aprendamos. La diferencia es que con toda la cultura y la Historia que conocemos, ya sabemos reconocer a qué lleva esto. Hay que pararles los pies a estos proto-nazis como sea. Desobediencia civil, manifestaciones, lo que sea. Nadie me dirá a quien puedo o no socorrer. Son unos monstruos.

  3. ¡Gracias, David!

    En efecto, leyes como ésta no solo no ayudan a nadie, sino que a las personas inmigrantes las maltratan aún más, y a nosotros nos amenazan ante nuestro derecho y deber de ser solidarios y hospitalarios con el que nada tiene. El pánico, ya no sólo a la crisis, sino a cualquier efecto que pueda suponer una amenaza económica a nuestro bienestar, inunda a nuestros gobiernos como a muchas de las personas que residen en la sociedad occidental, y el resultado son leyes como ésta.

    Por mi parte, me rebelo contra una ley que pretende atarme las manos cuando intente dar solidaridad y hospitalidad. Sin convencer jamás podran vencer. Así nos multen a todos.

  4. Me ha parecido bastante bestia esta ley que comentas en el post. Ya no solo basta con devolver al inmigrante a su país, si no que ahora se les multa con un dinero que, seguramente, no tengan. Y no se contentan con eso, si no que además castigan al que les ayude. Ya cuesta encontrar a gente que se solidarice con los demás, como para encima reprimir este comportamiento.

    Ya entrando en lo que busca esta medida, la veo, realmente, improductiva. Esta ley no evitará que los inmigrantes venga al país, pues ellos serán los últimos en enterarse de dicha ley. Lo único que pueden llegar a conseguir es que estos inmigrantes lo pasen todavía peor en el nuevo país, desconocido y salvaje para ellos.

    Saludos a todos los interesados por estos temas y a la creadora del blog, sigue así.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: