Confesiones de un sicario económico (II)

Otra de las alucinantes confesiones de John Perkins, sicario económico de profesión que hace unas décadas ayudó a implementar el más terrorífico imperialismo yaanke.

“Fuimos a Arabia Saudita a principios de los años setenta. Sabíamos que Arabia Saudita era la clave para acabar con nuestra dependencia de la OPEP, o para controlar la situación. Arreglamos un trato a través del cual la familia real Saud aceptó reenviar la mayor parte de sus petrodólares a Estados Unidos e invertirlos en bonos del Tesoro. El Departamento del Tesoro usaría los intereses de esos bonos para pagar a empresas estadounidenses que construirían en Arabia Saudita -ciudades, nueva infraestructura-; cosa que hemos hecho. Y la familia Saud aceptó mantener el precio del petróleo dentro de los límites aceptables para nosotros, lo que hicieron todos estos años, y nosotros prometimos mantener a la familia Saud en el poder mientras respetaran el trato, cosa que también hemos hecho, y es una de las razones por las cuales invadimos Irak. Allí, intentamos implantar la misma política que tuvo tanto éxito en Arabia Saudita, pero Saddam Hussein no aceptó. Cuando los sicarios económicos fracasamos en este escenario, viene la próxima etapa que es la que llamamos de los chacales. Los chacales son individuos habilitados por la CIA que entran e intentan fomentar un golpe de Estado o una revolución. Si eso no da resultado emplean asesinatos, o lo intentan. En el caso de Irak, no pudieron llegar a Saddam Hussein. Sus guardaespaldas eran demasiado buenos. Él tenía dobles. No pudimos llegar a él. Entonces la tercera etapa, si los sicarios económicos y los chacales fracasan, son nuestros jóvenes, que enviamos para matar y morir. Que es obviamente lo que ha pasado en Irak.”

(…)

El Banco Mundial proporciona la mayor parte del dinero que financia a los sicarios económicos, él y el FMI. Pero cuando ocurrió el 11 de setiembre, tuve un cambio de sentimientos. Sabía que tenía que contar esta historia porque lo que pasó el 11 de setiembre es el resultado directo de lo que están haciendo los sicarios económicos.

Gracias a Gonzalo Pereyra por su grupo “Socialismo. Justicia e Igualdad social” en Facebook, donde expone esta información.

5 comentarios

  1. No pude comprar el libro, pero vi el capitulo de Zeitgeist, todo lo que dice el ahora amigo de la sociedad Perkins debe ser 50% mentira, ha esa persona le creo la mitad.Ya que lo dicho es muy similar a la realidad Argentina. Yo creo que ahora quiere hacer unos billetes extras nada mas.

    • Sí, probablemente su única meta sea hacer un dinero extra con esto. Desde luego, esto de que lo cuenta por arrepentimiento nadie se lo cree.
      A pesar de todo, sí que es sabido que muchas de las cosas que dice son ciertas, o están basadas en hechos muy cercanos a la realidad. Por cierto, ¿qué opinas del resto de Zeitgeist?

  2. Pero cuando ocurrió el 11 de setiembre, tuve un cambio de sentimientos. Sabía que tenía que contar esta historia porque lo que pasó el 11 de setiembre es el resultado directo de lo que están haciendo los sicarios económicos.

    Esto es todavía más lamentable. No le ha importado durante años hacer todo esto, lo ha mantenido en silencio porque le pagaron para ello (en el enlace puesto al final, aparece que le contrataron en empresas como forma de soborno), pero cuando por fín se contrataca al Imperio, con lo del 11S, cuando empieza a afectarle a él, es cuando de repente abre los ojos…menuda escoria humana.

    Por otro lado, esto es poner por escrito lo que ya todo el mundo sabe. Lo que me extraña es que esto haya llegado a ser público. Una de dos: o esto no es real y lo ha escrito por hacer polémica y forrarse…aunque entonces le espera me imagino que algún tipo de juicio por difamación o algo por el estilo. O es real, el tipo ha sabido sacar esa información sin que la interceptaran antes (eso es lo que yo haría si realmente me interesara guardar el secreto: tener bien vigiladas a las personas que han participado en mis tramas sucias, y mandar a los chacales si hace falta) y tampoco harán gran cosa por acallarlo, porque en el fondo…nadie va a mover un dedo por cambiar esto. Si acaso, ahora algunas personas están más enteradas del proceder, pero…¿Va a cambiar eso algo? Realmente este tipo de planes prosperaba porque los ricos de esos países (y por tanto, las personas que tenían el poder, especialmente en países más abiertamente corruptos) salían beneficiados, y como suelen hacer, pasan de todo lo que hay por debajo mientras puedan seguir enriqueciendose. Seguramente ellos ya eran conscientes de cómo funcionaba todo el asunto. De hecho, todo el mundo lo es.

    Lo único que podría cambiar algo es que este tipo de acciones fueran puestas en público más a menudo y que la gente castigara con su voto y mediante acciones directas a los gobernantes que toman este tipo de decisiones. Para empezar los de los propios paises corruptos que tienen a esos dirigentes nefastos, después los ciudadanos de los países que provocan esto, también deberíamos hacer lo mismo. Claro que en este país, por ejemplo, no pasa nada si un político roba algo o hace algo mal con catastróficas consecuencias. Lo niegan, dejan pasar el tiempo, la presan pasa a otra cosa, y ya está. Todos contentos…menos los afectados. Con la Justicia de risa que tenemos, la prensa de igual seriedad, al servicio de empresas y partidos, y la gente con tan poca memoria e iniciativa…poco va a cambiar. Da asco.

    En verdad, lo que tenemos en nuestras sociedades es un adormecimiento de la consciencia de la gente en general. Vivimos una vida prácticamente de lujo (aún cuando eres mileurista o a ni eso llegas), en comparación a otras partes del mundo. Tenemos muchas cosas dadas por hecho. Derechos, posesiones, servicios…aunque poco a poco van reduciendo la calidad y cantidad de los mismos. Con todo eso, moverse, preocuparse, arriesgarse, se hace más dificil. Se tiene mucho más que perder. La cultura que se transmite desde los medios es una cultura del hedonismo, del egoísmo y el disfrute de corto alcance, de vistas cortas. Consumo desenfrenado,irracional. Ser el mejor a toda costa, competición. Los valores que se enseñan son nefastos. Para que esto mejorara, tendrían que cambiarse los valores transmitidos,la educación, desde la propia base. Pero eso no es muy conveniente. Es mucho mejor para los dirigentes y las empresas que la mayor parte de la población esté adormecida en una espiral consumista, feliz con su sopa boba, sin criterio ni iniciativa para reclamar mayor justicia, igualdad o castigar a los corruptos y a los ladrones.

    En fin. Volviendo al tema: así actuan los imperios. Con más o menos disimulo, pero así actúan. Está más que claro.

    Saludos a los estudiantes invisibles.

    Euridice.

  3. Después de leer este post y el anterior, tengo que cerrar la boca, pues la tengo abierta de par en par. Lo que cuenta el sicario, lo hace con total normalidad, como si fuera algo normal. Para él lo será, pero todo lo que dice son barbaridades.

    Como se puede ser capaz de hacer este tipo de tratos si que se te coman los remordimientos. Estan condenando a millones de personas a pasar hambre y vivir bajo condiciones de pobreza, porque el país en el que viven, no puede afrontar las deudas que tiene con otros paises. Paises que se aprovechan de esto para tenerlos controlados y sacar tajada de ello.

    No veo como alguien puede aprovecharse de las desgracias de los demas y poder vivir tranquilamente.

    • David, estoy de acuerdo contigo en que es algo realmente desolador que alguien sea capaz de esto, pero es cierto que existen muchas personas que anteponen sus propios intereses, los de sus países y economías a todo lo demás, incluida la vida humana ajena. De hecho, en la historia casi siempre ha sido así. La expansión de los imperios, el colonialismo… ahora es lo mismo pero hablando en términos económicos. De hecho esta conciencia social global, la llamada solidaridad, es algo bastante moderno que ha surgido a raíz de una mayor educación, cultura y conocimiento, y por lo tanto, más herramientas para valorar las consecuencias de nuestros actos de forma más global.

      “En verdad, lo que tenemos en nuestras sociedades es un adormecimiento de la consciencia de la gente en general. (…) Se tiene mucho más que perder.” –> Eurídice, yo no creo que el problema es que la gente tenga mucho que perder. Yo sé que no voy a perder nada realmente por manifestarme, colaborar, alzarme, gritar, o cambiar mis hábitos de consumo. Realmente estamos pidiendo a la gente que deje de pensar únicamente en su máximo bienestar y que cambie para que otras personas lejanas, que no conoce, indirectamente puedan mejorar su calidad de vida. Después de ver como la mayoría de jovenes ni siquiera nos manifestamos por cosas abusivas que NOS ATAÑEN DIRECTAMENTE como el precio de la vivienda, realmetne no me extraña que nadie mueva un dedo por este otro tipo de cosas que no nos afectan de forma tan directa. Creo que la clave nos lo da la respuesta que todos ofrecen cuando les preguntas “por qué no”. Siempre es lo mismo: “aunque vaya/cambie/grite, no voy a cambiar nada. El mundo seguirá igual”. Creo que es precisamente este pensamiento el que entrega el poder totalitario a los que manejan los hilos del mundo. Se llama conformismo, resignación, individualismo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: