Comercio Justo ¿Qué es?

“No es justo ni económico dar ayuda al Tercer Mundo con una mano y explotar a su gente, cultura y Medio Ambiente con la otra”

-Paul Freudiich, Presidente de la Fundación Internacional de Comercio Justo

La finalidad del Comercio Justo es liberar a los campesinos y artesanos del Sur, que producen para el Norte, del yugo de la explotación y la especulación tejidas por comerciantes locales e internacionales. De este modo se distribuyen productos comprados directamente a campesinos y artesanos para que se beneficien de todo el precio que se les paga.

Los productos de comercio justo se compran en tiendas especializadas y en su etiqueta traen información detallada sobre la procedencia, los materiales utilizados, el productor, el método de producción, etc. Asímismo, garantizan que han sido producidos respetando los siguientes principios:

comerciojusto principios

¿Cómo funciona esto del comercio justo?

Una explicación sencilla es la que ofrecen en http://www.mundosolidario.net , una de las organizaciones que se dedica a la distribución de productos de comercio justo importando productos artesanales, textiles y de alimentación procedentes de los países más desfavorecidos.

comerciojusto1
comerciojusto2
comerciojusto3
comerciojusto4

Comprar en el hipermercado de toda la vida es más fácil, porque es más fácil enriquecer a las grandes multinacionales, pero ¿no merece la pena caminar hasta la tienda de comercio justo para poner un granito de arena contra la explotación de los más desfavorecidos?

5 comentarios

  1. Hola, estoy buscando informaciones sobre proyectos de comercio justo y me he encontrado con tu blog. Te pido que menciones tu proyecto en el blog que estoy poniendo en marcha sobre comercio justo, está en http://elcomerciojusto.wordpress.com . Gracias mil.

  2. Cierto, Fer! Lo de EDUCAR a los trabajadores me parece genial, acertadísimo. De hecho yo creo que la base del cambio es la EDUCACIÓN, y la INFORMACIÓN es el arma de las personas. Por ejemplo, una acción que podría hacer cualquiera sería repartir folletos informativos sobre los derechos laborales a todos los trabajadores de los barrios, regiones y comunidades más humildes, que son los más vulnerables.

    Lo de las discográficas que dices también es un buen ejemplo. Recuerdo cuando estuve en contacto con un editor con intención de publicar el libro que escribí, hace ya un tiempo, y me explicó cómo funcionaba aquello: yo, como miserable escritora que ha ideado y escrito una novela de 300 páginas, me quedaría con aproximadamente el 6% de los beneficios. Y la distribuidora, la gran tiburón-empresa que pusiera mi libro en las estanterías de la librería, se quedaría con alrededor del 60-70% de los beneficios. Me sentí como una hormiga miserable, de esos que trabajan toda la vida para acabar pisados por la monstruosa bota de la incoherencia. Así funciona nuestro mundo… el que produce es un don nadie que se lleva las migajas, y la gran multinacional que aprovecha su producto se infla y se infla a beneficios hasta que algún día acabe reventando.

    Contra esto es contra lo que lucha precisamente el comercio justo. Pero no debería ser únicamente una alternativa: debería ser una norma de obligado cumplimiento que el productor reciba una cantidad proporcional de los beneficios mucho más razonable, además de la garantía de que se ha cumplido la normativa laboral que respete sus derechos como persona y como trabajador. Parece de sentido común que eso se hace así, pero no es así. Muchísimas grandes marcas que consumimos en occidente rompen estas normas a placer para enriquecerse a costa del sufrimiento y la explotación ajena, y aún así, no reciben ningún tipo de castigo por nuestra parte: seguimos comprando sus productos. Por favor, antes de adquirir algunos de estos productos, pensadlo. Pensad si estáis satisfechos contribuyendo a este tipo de aberraciones.
    Por mi parte, conseguiré una lista con algunas de estas grandes marcas y en futuros posts iremos viendo, una a una, cómo actúan en realidad.

    ¡Saludos a todos!

    Izshara

    • Pienso que sería extremadamente interesante tener una lista de empresas que son abusivas respecto de su trato con los trabajadores, o que cometan otro tipo de abusos, y así poder estar todos sobre aviso, y castigar con lo único que entienden las empresas, con el dinero.
      Estoy seguro de que si la mayoría de personas fueran informadas de qué empresas hacen qué cosas, se lo pensarián dos veces antes de comprarles algo. Empresas de ropa, de alimentación, etc.
      De hecho, es también de los pocos caminos que tenemos para luchar contra los productos que son hechos con mano de obra casi esclava, frente a productos que están hechos por trabajadores cuyos derechos son respetados, y que compiten en el precio bajo. Cuando los consumidores compran lo primero, se están tirando piedras a su propio tejado, y a menudo es sólo el producto de la ignorancia que así sea.

      Indudablemente, una de las cosas que podemos hacer nosotros, como consumidores de este “primer mundo”, para combatir contra el sistema comercial y productivo extremo e inhumano en el que estamos sumergidos, es comprar en tiendas de comercio justo. Puede salir más caro, pero compensa bajo todos los puntos de vista.
      Aquí teneis una página en la que podeis obtener más información sobre tiendsa de comercio justo en vuestras ciudades: http://www.larebeliondelosproductos.org/rebelion/comercio-justo.htm

      Saludos a los estudiantes invisibles.

      Euridice.

  3. Creo que el primer problema que tenemos es la ignorancia, me toco ver, incluso me toco trabajar hace varios años en una fabrica donde por cierto mi primo era el dueño, y explotaban de manera brutal a los empleados, que desconociendo sus derechos laborales, que de por si son pocos y malos, creian que era lo justo. Cuando trabajaban mas de 10 horas diarias, 6 dias por semana y no recibian ni reparto de utilidades. Y por su puesto, los dueños traian auto del año y viajaban al extranjero constantemente.

    Debemos empezar por ampliar la cultura y educacion de los trabajadores, para que conozcan sus derechos y posteriormente pensar en nuevas formas de distribución. Por ejemplo el comercio via web que se ahorra miles de intermediarios, como ejemplo tenemos a las industrias Discograficas grandes, que en los 80´s y 90´s pagaban una cantidad miserable, cobraban altisimas cantidades, y hoy con el internet han perdido muchisimo terreno. Y asi ha pasado con muchos otros tipos de productos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: