Neocolonialismo y racismo

Michael Warschawski escribió en The Alternative Information Center un artículo acerca del Sionismo, el Estado de Israel y el neocolonialismo. Lo resumimos a continuación:

El Sionismo es un colonialismo de carácter específico, siendo la empresa colonial del colono. Como tal, está destinado a sustituir (y no esencialmente explotar) la población indígena con los nuevos colonos a través de la expulsión gradual.

Israel es un estado colonial, no sólo en su origen, sino también en su modus operandi. Sus leyes y prácticas se configuran con el objetivo de construir, evaluar y fortalecer su carácter judío. “Judaización” y “Estado judío” no son conceptos culturales, sino un proyecto demográfico; su objetivo es la des-arabización de Palestina y reducir lo más posible el número de no-judíos en el Estado judío.

La política de judaización continuó mucho tiempo después del establecimiento del Estado de Israel y marca las prácticas colonialistas de hoy en día. La discriminación estructural de la minoría palestina que logró permanecer en las fronteras del Estado judío y la continuación de la política de expropiación de tierras son los testimonios vivientes de que no ha habido la “normalización” de Israel. Se trata de una permanente guerra étnica.

El racismo moderno es a menudo una actitud de “ignorar al otro”. “Una tierra sin pueblo para un pueblo sin tierra” o “el país estaba vacío” fueron las consignas centrales en los inicios del Sionismo. Es típico, uno puede decir incluso banal, la actitud colonialista hacia los indígenas que no son más que un problema ambiental, como los mosquitos, los pantanos o las rocas; algo que debe ser erradicado con la finalidad de permitir el desarrollo de la civilización. Los árabes de Palestina fueron transparentes como comunidad humana, y, en ese sentido, el Sionismo es un racismo basado en la negación de la humanidad respecto la comunidad indígena. El racismo sionista es el banal racismo occidental hacia lo que no es europeo.

La resolución de la Asamblea General de las Naciones Unidas en 1975 que define el Sionismo como una forma de racismo sólo señala la verdad elemental: un estado colonial es, por su propia naturaleza y comportamiento, racista.

El papel de una resolución política no debería ser definir la realidad, pero tomar decisiones sobre las acciones que deban tomarse. Esta debe seguir siendo la tarea de los expertos científicos y un permanente y nunca cerrado debate científico, no una votación. Colonialismo es racismo, a pesar de que una mayoría de los estados lo acepten o no. La prueba de que la votación fue un error llegó dieciséis años después, en 1991, cuando la misma Asamblea General de las Naciones Unidas revertió su voto y decidió que el colonialismo sionista no es racista. Tal comportamiento es una reversión fantástica hacia la Edad Media, cuando la Asamblea de Cardenales podía decidir por votación, si los judíos tenían alma o si la Tierra era un cuadrado plano.

Obviamente, ninguno de estos votos puede cambiar la realidad. El papel de las instituciones políticas es el de decidir sobre las acciones a tomar, no legislar la naturaleza de la realidad.

Idealmente, la Asamblea General de las Naciones Unidas y el Consejo de Seguridad adoptarían una resolución basada en la campaña internacional para el BDS – Boicot, Desinversiones y Sanciones – y sancionarían al Estado de Israel por sus innumerables violaciones del derecho internacional y de las resoluciones de las Naciones Unidas. La necesidad de imponer sanciones al Estado de Israel es triple: en primer lugar, hacer justicia al pueblo palestino, que ha hecho, bajo la presión de la comunidad internacional, muchos compromisos dolorosos, a cambio de más opresión, más negación y más humillaciones; en segundo lugar, como una cuestión de higiene internacional, ya que si queremos vivir en un mundo regulado por la ley, Israel no debe ser tratado con impunidad, y sus crímenes deben ser sancionados; y en tercer lugar, por el bien mismo de la sociedad israelí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: