Los niños y niñas que se ven obligados a migrar

A menudo se menciona la trata y la solicitud de asilo como la principal forma que toma el movimiento independiente de niños. No obstante, existen pruebas que se remontan bastante en el tiempo de que los niños también se trasladan en busca de oportunidades de trabajo y educación. La Convención sobre los Derechos del Niño contribuye en cierta medida a reconocer a los niños como agentes, entes que deciden, iniciadores y
actores sociales por mérito propio. Sin embargo, la bibliografía y las políticas en torno a la movilidad infantil se han concentrado principalmente en el bienestar y la protección ante posibles amenazas y pasan por alto políticas de inclusión, facilitación y no discriminación.

En el caso de otros tipos de movimientos, los efectos de la migración infantil independiente se dan en un contexto específico. Algunos estudios han descubierto un vínculo importante entre no asistir a la escuela y la propensión a migrar por motivos laborales entre los niños rurales, mientras otros revelan que la migración se asocia positivamente con la educación. Un estudio realizado hace poco con datos de censos de Argentina, Chile y Sudáfrica demuestra que los niños migrantes independientes empeoraban sus condiciones de vivienda en el destino mientras que los niños migrantes dependientes eran similares a los no migrantes en el tipo de residencia. Más de una quinta parte de los niños que migran al extranjero en forma independiente entre los 15 y los 17 años tenían trabajo en estos países, en comparación con menos del 4% de los niños dependientes no migrantes. Muchos viven con familiares o empleadores, pero contar con seguridad y vivienda constituyen fuentes importantes de preocupación.

Los niños pueden tener menos habilidades que los adultos para cambiar de trabajo, enfrentan más dificultades a la hora de obtener documentos incluso cuando cumplen las condiciones, pueden estar más propensos a sufrir violencia de parte de los empleadores o encuentros con la policía y estar más sujetos a engaños de quienes les ofrecen trabajo y otros.

Fuente: Informe sobre Desarrollo Humano 2009, PNUD.

Si te interesa el tema, puedes averiguar más consultando el informe sobre Migraciones de niñas, niños y adolescentes bajo el enfoque de los derechos, del Iin.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: