Cumbre India-UE: Está en juego la lucha contra el VIH

La actual cumbre que se está llevando a cabo en Nueva Delhi puede acabar con la farmacia de los pobres. Suena contundente pero es así. ¿Qué está en juego?

Desde ya hace años, India fabrica antirretrovirales, el fármaco contra el VIH, sin pagar la patente porqué ya expiró su plazo y fabrica de manera genérica. Ello tiene un efecto muy positivo sobre los precios, puesto que los rebaja tremendamente y los hace accesibles a aquellos que tienen menos recursos.

El precio de los antirretrovirales, desde que los fabrica India, que generalmente exporta a todo el mundo, ha bajado de 10.000 dólares por paciente y año, a unos 150 actualmente. Resulta evidente que el primer precio es prohibitivo para la gran mayoría de personas con VIH  y el segundo es bastante más accesible.

Pues bien, la UE está negociando con India un acuerdo de libre comercio, y una de sus cláusulas sobre Propiedad Intelectual, incluye medidas que complicarían muchísimo la producción de genéricos, volviendo a subir enormemente los precios.

En definitiva, el ALC (Acuerdo de Libre Comercio) que está proponiendo la UE serviría a los intereses privados de las compañías farmacéuticas,  a expensas de los intereses generales de salud pública, puesto que aumentaría mucho los precios de los antirretrovirales.

Las farmacéuticas alegan que así ellos podrían competir mejor y obtener más beneficio, que iría a investigar y desarrollar nuevos medicamentos. Pero… ¿de qué sirve tener buenos medicamentos sí quien realmente los necesita no puede permitírselo?

Se trata sin duda de un sinsentido, que explica bien el Presidente de Médicos sin Fronteras, José Antonio Bastos: “la exclusividad supone que, independientemente de si un medicamento ha merecido la patente, (…) y también que esta siga vigente, el registro de versiones genéricas obliga a sus fabricantes a realizar sus propias pruebas de seguridad y eficacia, es decir, a repetir ensayos clínicos ya realizados (…) supone retener medicamentos que ya se han demostrado eficaces y seguros sólo para retrasar el registro de su versión genérica. Esto, cuando menos, es poco ético. La exclusividad de datos es en realidad un vericueto para establecer y mantener el monopolio de un medicamento, ya que amplía los periodos de patentes incluso cuando estas han expirado(…).Y al frenar la competencia de los genéricos, los precios se mantienen tan altos que estos fármacos son inaccesibles”.

Numerosas organizaciones, cómo Médicos sin fronteras, y numerosas ONGs, entre las que están las que luchan contra el VIH-SIDA en Nueva Delhi, ya han mostrado su rechazo a la presión de la UE que traería consigo un enorme perjuicio en la lucha contra el VIH. Incluso el relator especial de Salud para Naciones Unidas, Anand Grover, ha denunciado que este trato sólo beneficiaria los intereses privados en contra la salud pública.

Sin duda, hay mucho que perder en esta negociación. La fabricación de antirretrovirales genéricos ha permitido que organizaciones desde Naciones Unidas hasta MSF trabajen con ellos a un precio asequible, con el que han podido salvar cientos de miles de vidas. Dependiendo de las negociaciones, todo ello se podría ir al traste.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: