¿Quién debe a quién? La Deuda e(x)terna.

Ayer en la Facultad Invisible hubo un agitado debate sobre la Deuda Externa. Os pondré en antecedentes.

En el pasado Europa y América del Norte ofrecieron a los países pobres de África a un bajo interés inicial. Desde ese momento África se vio envuelta en una deuda infinita, debido a que los países desarrollados han ido incrementando ese interés de forma abusiva con el paso de las décadas. Para conseguir pagarlo, los países de África deben pedir nuevos préstamos a los países occidentales y así sucesivamente. Occidente sigue enriqueciéndose año tras año con las sumas brutales que la África pobre paga al norte. Y sigue subiendo los intereses. Tanto es así que la deuda externa del Tercer Mundo ya ha sido rembolsada CUATRO veces desde 1982.

Los países más pobres de África no pueden satisfacer las necesidades humanas básicas de su gente, ya que los estados hacen recortes en educación y en sanidad para poder pagar la deuda a los países occidentales.

Hoy día, los recursos de África destinados al pago de la deuda externa son CUATRO VECES MÁS que los destinados a salud y educación juntos.

Los países europeos y América del Norte pueden perdonar esta deuda injusta e ilegítima, verdadera causante de la pobreza en los países del sur. Parece que no quieren admitir que no necesitan saquear de este modo África para hacer prosperar sus propias naciones. Cancelar la deuda es posible; Noruega fue la primera en hacerlo en 2006.

Existen numerosas plataformas en todo el mundo para reclamar la cancelación de la deuda. Una compañera de la Facultad me habló de una de ellas, ¿Quién debe a quién?

Anuncios